Susanita solteros sin Logitech

Para Alma Delia 1 Milena Jueves 6 de noviembre de9. No era el primer hombre que moría en brazos de Milena, pero sí el primero que lo hacía por causas naturales. Ahora, en cambio, la muerte de su amante la sumía en la desolación. En asuntos del corazón, el sexo siempre había terminado por imponerse en la vida de Rosendo Franco. El día en que falleció no fue distinto. Bajo la exigencia del Viagra que lo inundaba, sus coronarias se vieron en la difícil disyuntiva de bombear la sangre exigida para sostener el violento ritmo con que penetraba a Milena o atender a otros órganos.

Los Siguientes 2 Usuarios Agradecieron a piratazul por Este Mensaje:

Denial perdono a nadie y a nada pido que me perdone. Adiós para siempre. Carta del suicida Gran Fratelli del film Allosanfant, Hnos. Pasó la primera hoja y pudo leer Corrían los comienzos del año , yo buscaba una mujer que supiese desaparecer a mi lado…. Empezó a grin desde el principio. Ofrecen salvajes besos que mis labios han probado y que me han remontado a sus ancestros indígenas para que oigamos bajo su pecho un corazón palpitante. Mujeres que en la calma lunar del sueño, en el fondo de la noche destilan su veneno letal. Maravillosamente yo he conocido a ese tipo de mujer, la que te abandona con esa misma desgana como te aceptó un día y a la mañana siguiente cuando la echas en falta a tu lado te restriegas los ojos con vidrios rotos para volver a la realidad.

Cargado por

Cuatro personas normales y corrientes, con sus defectos, sus vicios, sus cualidades y virtudes normales en un segmento de gente que podemos catalogar como all-purpose. A los dos primeros que voy a introducir en la historia somos mi amigo Juanma y yo, que me llamo David. Somos el prototipo de lo normal para unos españoles de la generación de los 70's. Morenos de ojos marrones, sobre el metro setenta y cinco de dimensión cm arriba o abajopiel normal en invierno y morena en verano, un poco tirillas en aquellos años ya ahora sobren unos kilitos cervecerosVamos, lo que se dice 'del montón'. Denial es que fuéramos ni el ánima de la fiesta ni los líderes del grupo pero éramos de a los que se escuchaba. Contaré el verano del año en el que empezamos a fraguar la vida que llevaríamos en el futuro.

890 891 892 893 894 895 896