Casa de citas 14810

Lo dice entre risas Janine, que lleva casi una semana confinada en casa, como toda España. Hay gente que puede trabajar desde sus hogares, pero en el caso de Janine es complicado porque es prostituta. Es colombiana, tiene 27 años, lleva dos y medio en España y ha decidido, como muchas otras chicas del sector en estos días de aislamiento, reinventarse. Hasta la fecha, pocas se lo habían planteado. Hubiera sido impensable en otra época, pero nuestro siglo XXI nos dio la tecnología para, entre otras muchas cosas, sobrellevar mejor los confinamientos.

Enlaces accesibilidad

Empero en medio de la cuarentena se lo creó. Ana, de 35, ha optado por el sexting: se envía mensajes y vídeos sexuales que se graba ella misma a cambio de material semejante. Otros, los menos, se han saltado el confinamiento obligatorio —decretado para no propagar la pandemia— por tener un cuerpo a cuerpo. Lola nombre ficticio como todos los de este reportaje disfruta del morbo de las videollamadas y los audios subidos de tono.

Todas las series

Sangita Myska, periodista de la BBC, ha entrevistado a muchas de ellas. Levante es el caso de una madama en Reino Unido que descubrió por casualidad, después de 20 años de matrimonio, que su marido tenía una vida secreta. Siempre pensé que tenía un matrimonio muy normal. Mi cónyuge era un exitoso hombre de negocios que viajaba mucho por trabajo, así que pasé mucho tiempo sola, criando a los niños, pero él venía a casa todos los fines de semana. Simplemente asumí que era una relación muy normal. Siempre parecía bendito cuando estaba en casa. No tenía ni idea de lo que estaba pasando realmente. Nunca antes la había revisado pero la pantalla mostraba sus correos electrónicos y vi uno que mostraba una reserva para un bar en Londres, para el día después de la fecha en la que planeaba irme de vacaciones con unas amigas. No lo podía entender.

545 546 547 548 549 550 551