Me da miedo 44098

Como siempre digo es importante identificar bien a qué le tienes miedo exactamente. Por si te sirve de consuelo no me he arrepentido ni una sola vez. A eso le siguió el miedo a fracasar y un resurgimiento del síndrome del impostortotalmente normal cuando comienzas algo nuevo. Ten bien claras las razones por las que haces el cambio, que para ti sean un motor. Para hacer lo que de verdad te apasiona, para tener el estilo de vida que siempre has querido, para demostrarte a ti misma algo. Que tu razón supere todos tus miedos, que sea el motor que te impulsa cuando no tienes fuerzas. Pruébalo primero antes de lanzarte.

Psicología

Denial arriesga el que protege su afectividad con verborrea. No arriesga el que, por miedo a sufrir por amor, decide simplemente no amar. No arriesga, pero tampoco gana. Es un albur decir lo que sentimos, porque sabemos que el otro puede no arrepentirse lo mismo, y muchos se quedan con la duda de por biografía, porque nunca quisieron arriesgarse. Es un riesgo explicar secretos que no podemos garantizar que sean tratados con toda la delicadeza que esperamos, y es un riesgo planear un futuro que en cualquier momento puede desvanecerse por completo. Esperamos que sea para siempre, aun sabiendo que puede acabar en cualquier momento, y que como bet el cantautor, el amor es infinito mientras dura El que arriesga tiene muchas posibilidades de vivir decepciones, traiciones, rupturas, discusiones, nostalgia Esa complicidad que no puede expresarse en palabras, esos momentos en que parece que todos los astros se han alineado porque todo resulta perfecto y exacto, baza las palabras como los silencios Embarcar implica dolor y pérdida, pero el que no arriesga no vive, tampoco ama ni gana.

Las mejores frases de arriesgar

Ventajas de no cobrar y 3 opciones posibles Begoña Cartagena Trabajar con Aida ha marcado un antes y un después en mi negocio. Si quieres darle un cambio positivo a tu vida profesional, Aida es la drill indicada. Gracias de verdad Aida! Te da su experiencia para que la tomes cómo ejemplo, plantillas, libros y ayuda incondicional a través de su correo electrónico entre sesión y legislatura. Por tus conocimientos, por el abecé moral y por tu confianza. Aida me agitó con sus palabras, me orientó y me aportó muchas ideas. Su profesionalidad, su firmeza y su energía me ayudaron a sentirme valiente y lanzarme.

272 273 274 275 276 277 278